Nada nuevo bajo el sol

cola de león o cabeza de ratón

“Si quieres aprender, enseña”. Cicerón, siglo I antes de Cristo. Nada nuevo bajo el sol. Aristóteles, varios siglos antes de Cicerón, decía: “Somos lo que hacemos repetidamente. La excelencia no es un acto sino un hábito. Las plantas hacen su (foto)síntesis y los humanos, también. Y en esas estamos.

Aprender-enseñar es un binomio que representa las dos caras de una misma moneda que nos tiene que acompañar a lo largo de toda la vida. Nadie se escapa a eso. Porque nadie sabe-ignora tanto que no necesite practicar la esencia de la vida que es el aprendizaje/enseñanza sin fin. Ser, por la mañana aprendiz y por la tarde maestro nos pone en nuestro sitio. Nos reivindica como lo que somos en su justa medida. Ningún prejuicio/complejo. Acostumbro a impartir formación a profesionales que, a su vez, son formadores. Sin dependencias, sin apegos tóxicos. Una gozada. Pero también formo a quienes no tienen nada que ver con el oficio. Todos damos/recibimos siempre. Pero cada uno en su sitio.  Formar, auditar, asesorar, gestionar: gracias.

¿Qué es un experto? Un experto es aquella persona que a fuerza de querer estar al día en las materias de su especialidad/profesión, se preocupa por beber de las fuentes y de los conocimientos apropiados, practica regularmente la actualización, reflexiona y aprende de la repetición; de los aciertos y de los fracasos y de las críticas; ama lo que hace y lo practica con entusiasmo; aprende a leer en las caras de quienes tiene delante. No solo se aprende de los errores, hay un exceso en esa repetida frase: también se debe de aprender de los aciertos, propios y ajenos. No es necesario cometer todos los desaciertos para aprender. Esto es una leyenda urbana. Aprender de los errores de los demás es un acierto doble. E insistir, sobreactuando, en el aprendizaje a través de los propios errores no es más que darse excesiva importancia. El aprendizaje a través del espejo también es aprendizaje.

No divago: vivimos tiempos difíciles en la formación programada/bonificada. A ello no es ajeno el caos institucional de los últimos años ni la mala praxis de algunas entidades: unos no legislan y otros emprenden el camino de los hechos consumados. Y la barbarie de la multiplicidad de interpretaciones. Y pagan justos por pecadores. Nada nuevo bajo el sol. Nosotros estamos para ayudar a las empresas a no caer en las trampas del camino. Desde cuatro perspectivas a elegir: formación, auditoría, consultoría y gestión.

Ponme a prueba; no te fíes de los cantos de sirenas. Pregunta y te responderé. Y si no te convence, sigue tu camino. Harás bien.

El año se acaba y tendremos una última formación sobre la gestión de la formación programada para ayudar a las empresas sobre el cierre de 2019 y el inicio de 2020. Será en Murcia, el 20 de diciembre. ¿Es muy tarde? O muy pronto. ¿Qué es mejor ser cabeza de ratón o cola de león? Nada nuevo bajo el sol.

Llámanos y te informamos.

2 respuestas a “Nada nuevo bajo el sol”

  1. Sofía dice:

    Gracias, José María por todos los consejos que nos das. Por estar ahí siempre que te necesitamos. Por ir al fondo de los temas y no quedarte en la superficie como otros hacen. Mil gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *